“We like to watch you laughing,
You pick the insects off plants
No time to think of consequences”

‘Kids’, de MGMT

Si no actualizo el blog el día de su cumpleaños este blog pierde su sentido. Este fin de semana ha sido el fin de semana del desfase y el descontrol. Como en nuestro salón no cabíamos todos de una vez, se ha celebrado el segundo aniversario de Nicolás en sábado y en domingo (el sábado con los colegas y el domingo con los abuelos y titos). Mientras escribo esto duerme abrazado a su almohada como un lechón. Ronca.

Antes de nada, y por actualizar la historia: Nico se adaptó finalmente a su colegio perfectamente, ha sacado buenas notas, ama la cocota por encima de todas las cosas, ha pasado unas Navidades fiesteras (siempre acababa después de medianoche) y escondió un platano en el asiento trasero del coche que tardamos varias semanas en encontrar. Cada vez que alguien se subía a nuestro Xsara y le invadía el misterioso aroma, hacía lo mismo que este gato:


Vamos al cumpleaños, que es lo que importa:

-Mamá se curró unas bolas de papel magníficas que hizo con papel de seda y alambre fino.

-La abuela Loli hizo guirnaldas de punto.

-La piñata, un león de papel maché, nos la hizo una chica desde Valencia contrarembolso, Maviel.

-La tarta, como en su primer cumpleaños, era de El Piano. Pero esta vez, de cocota.

Palomitas, patatas, zumos, refrescos, nocilla (nutella) y queso. Té y cerveza sin para los mayores. Lo habitual en estos casos, aunque cuidado dentro de nuestras posibilidades -el zumo era ecológico, las palomitas eran de sartén y cosas de esas-.

Disfraces: fueron la salsa de la fiesta, la única forma de que nos desmelenáramos de una vez. Aquí hay poco secreto: la omnipotencia de los bazares chinos a la hora de comprar chorradas de plástico es indiscutible. Desde pendientes de hueso a pelucas chillonas, todo. Y si te sacan su stock de Halloween ya entras en un universo de sensaciones.

http://www.flickr.com/photos/larronte/sets/72157625765579761/

– En cuanto a la música, aquí os dejamos la lista de Spotify que estuvo sonando durante toda la tarde: Cumpleaños!! Os recomiendo especialmente los temas ‘Robinsones’, ‘My girls’, ‘Silent sigh’ y, por supuesto, ‘Banana boat song’.

Así acabó la farra. Nico se pasó un poco con la cocota y acabó revolcándose en el confeti. Cuando todos se fueron nos abrazaba extasiado. Me encanta cuando los planes salen bien. Al día siguiente, abuelos y titos, comida sin medida, más regalos, mofletes, desfile de pelucas, más comida, el resto de la tarta de cocota y, por fin, domir.

Cocota=chocolate. Es que las palabras trisílabas o tetrasílabas aún le cuestan un poco…

Anuncios